Follow by Email

lunes, 13 de octubre de 2014

BILBAO

De Bilbao, puedo hablaros poco ya que era muy pequeña. Aunque hay cosas que no se me olvidaron.
Empiezo por el museo Guggenheim del cual me quedé impresionada por su forma y el material de que estaba recubierto, sencillamente espectacular.

Conservo fotos y entrañables recuerdos del Perrito Puppy, una estructura enorme llena de flores, imaginad para un niño pequeño la cara que debía de poner.

Otra imagen imborrable la Araña Mamá, también situada en el museo, con sus enormes patas...

Fue la primera vez que tomé caracoles...estaban buenos, aunque hubo un problemilla, cuando estaba sacándalos de su cáscara, uno se me escapó y fue a parar a la corbata de unos señores de la mesa de al lado....mis padres pidieron disculpas y los señores no se enfadaron, claro era muy pequeña. Nada que decir del bacalao a las tres especialidades,ajoarriero, pilpil y vizcaína. Me acuerdo que  fuimos a comer dos días al mismo sitio, quedaba cerquita de la Universidad de Deusto, se llamaba Casa Vasca.

De aquí poca más os puedo contar porque apenas me acuerdo , era pequeña.

Nos vemos " comiendo caracoles ".


No hay comentarios:

Publicar un comentario